Congregación Misioneras Siervas del Espíritu Santo

Somos una Congregación Misionera Internacional. Mediante nuestra vida en medio del pueblo, queremos anunciar a nuestros semejantes el amor de Dios, ante todo a los pobres y a los que aún no conocen a Jesucristo. El amor de Dios nos apremia a participar de su vida, compartir con ellos nuestra fe, buscando caminos que conduzcan de las tinieblas e indiferencia de este mundo hacia la luz, la libertad y seguridad del amor de Dios.

¿Cuál fue el comienzo?

Nuestra Congregación fue fundada el 8 de diciembre del año 1889, en Steyl, Holanda, por Arnoldo Janssen, que contó con el ofrecimiento de algunas mujeres jóvenes, entre ellas: Helena Stollenwerk y Hendrina Stenmanns, que colaboraron con él en la conducción de la comunidad naciente. Posteriormente, fueron nombradas Co-fundadoras.
Ambas sentían una clara vocación misionera. Tanto Helena como Hendrina eran capaces de entregarse por completo para lograr ese ideal. Iban preparándose y madurando durante siete años de espera, asumiendo servicios humildes bajo grandes sacrificios como empleadas de la Casa Misional de los Misioneros del Verbo Divino. Eran mujeres muy sencillas, firmes en la fe y amantes de la oración.

Hoy cerca de 3.397 Hermanas de 42 diversas naciones trabajan en todos los continentes 47 países.

Hoy, las “Misioneras de Steyl” viven y trabajan en todos los Continentes en comunidades internacionales e interculturales y unen sus fuerzas y capacidades en el servicio misionero.
Así es como cumplen la visión original de Arnoldo Janssen, Helena Stellenwerk y Hendrina Stenmanns de anunciar el amor de Dios Trino para que “el Corazón de Jesús viva en los corazones de todas las personas”.

 

«Nuestra Misión es abrir
todos los corazones al Amor».

 

 

Somos Mujeres amadas llamadas y enviadas por Dios Uno y Trino desde todas las naciones para ser una Comunidad que vive el Evangelio, consagradas para la Misión en el dinamismo del Espíritu Santo alimentadas por la Palabra y la Eucaristía y la vivencia del Misterio Pascual.
Desafiadas constantemente a discernir personal y comunitariamente los movimientos del Espíritu Santo.
Llamadas a ser una presencia compasiva de Jesús en su misión profética especialmente en situaciones de frontera.
Promotoras de relaciones interpersonales verdaderas en nuestras comunidades, con los demás y con toda la creación; y así hacemos visible el rostro femenino de Dios en la realidad del mundo de hoy.

Visión:

“Nosotras, Misioneras Siervas del Espíritu Santo de la Provincia Argentina Sur, queremos vivir nuestra pasión por Jesucristo, comprometiéndonos en su misión como comunidad de discípulas, especialmente donde la vida se encuentra amenazada.”

Carisma:

Vivimos nuestra vocación misionera, ante todo desde la fe en la Santísima Trinidad
que habita en nuestros corazones… Prólogo de las Constituciones

Un carisma misionero, caracterizado por la disponibilidad a la misión universal.Espiritualidad:

Una espiritualidad Trinitaria, centrada en la persona del Espíritu Santo.

Lema:

Viva Dios Uno y Trino en nuestros corazones y en los corazones de todos los hombres.

Objetivo:

Nuestro objetivo primordial es el servicio de la proclamación de la Buena Nueva, en aquellos lugares de la misión donde hubiera necesidad de un servicio de caridad cristiana, educación y asistencia espiritual allí donde aún el Evangelio no fue anunciado o lo ha sido de manera insuficiente, y donde la Iglesia Local no puede valerse por sí misma. ’’  Const; 103 -104

“Mediante diversos servicios colaboraremos para edificar comunidades cristianas que vivan de la Palabra de Dios, de la fuerza del Espíritu Santo y que, fortalecidas por los sacramentos,
lleguen a ser signos de la presencia amorosa y liberadora de Dios…’’ Const;108

Para conocer sobre ésta congregación en Posadas – Misiones, pueden visualizar el siguiente video:

 

Instagram