VIVAT

¿Qué es VIVAT?

VIVAT es una ONG reconocida como entidad consultiva por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC).

En el año 2002, las coordinaciones generales de los Misioneros del Verbo Divino y las Hermanas Misioneras Siervas del Espíritu Santo constituyeron VIVAT International, una ONG con estatus jurídico propio y representación ante la ONU para promover, a través de acciones concretas nuestro compromiso con la Justicia y la Paz e integridad de la creación.

VIVAT asume desde sus principios programáticos la promoción de los Derechos Humanos, a partir de cuatro ejes de trabajo: El Desarrollo Sustentable, la Erradicación de la Pobreza, la Cultura de la Paz y la Promoción de los Derechos de las Mujeres.

Progresivamente esta iniciativa ha contagiado a otras seis congregaciones religiosas, de tal manera que actualmente VIVAT está constituida por otras congregaciones religiosas, con alrededor de 20.000 miembros en mas de 140 países.

¿Qué hacemos desde VIVAT?

Se trata de una red internacional de personas -varones y mujeres- consagradas que tienen en común su empeño por la misión de compartir su fe en todo el mundo. Un legado que nace de los fundadores de estas familias religiosas y que reconoce que no es posible compartir la fe sin asumir un decidido compromiso con la promoción de la persona humana.

La situación social donde se desarrolla el anuncio del Evangelio está teñida de un sinnúmero de situaciones que la hacen particular y única. Entre ellas existen factores culturales y otros de índole social. En muchos casos, las situaciones sociales evidencian estructuras de injusticia y pobreza a las que debemos responder con compromiso y creatividad. En estas situaciones de pobreza viven cientos y miles de hermanos nuestros “Esta situación de extrema pobreza generalizada adquiere rostros muy concretos en los que deberíamos reconocer los rostros sufrientes de Cristo, el Señor, que nos cuestiona e interpela”.

Las actividades de los miles de misioneros y misioneras distribuidos alrededor del mundo, empeñados en cientos de apostolados, encuentran en VIVAT un ámbito para compartir sus inquietudes, prácticas y fortalecer sus actividades. Por otro lado VIVAT es una organización con representación ante las Naciones Unidas, en Nueva York, donde participa de las numerosas reuniones con líderes de 190 países, un ámbito privilegiado para la denuncia de situaciones injustas y la construcción de alternativas económicas, políticas y culturales a las realidades de injusticia y pobreza.

“Estamos viendo en el mundo una serie de injusticias que constituyen el núcleo de los problemas de nuestro tiempo y cuya solución requiere fatigas y responsabilidades en todos los niveles de la sociedad, incluso en relación a esa sociedad mundial hacia la que caminamos en este último cuarto del siglo XX. Por tanto, debemos estar preparados a asumir nuevas responsabilidades y nuevos deberes en todos los campos de la actividad humana y particularmente en el ámbito de la sociedad mundial, si de verdad se quiere poner en práctica la justicia. Nuestra acción debe dirigirse en primer lugar hacia aquellos hombres y naciones que por diversas formas de opresión y por la índole actual de nuestra sociedad son víctimas silenciosas de la injusticia, más aún, privadas de voz”.

Evidentemente en los últimos años, las sociedades y en ellas -la Iglesia- hemos crecido en una conciencia más extendida de la evidente realidad de injusticia en la que viven millones de personas. Esta injusticia en la distribución de los bienes y en la participación de ellos a nivel mundial y nacional es más evidente al observar las inmensas mayorías de personas que viven bajo el umbral de la pobreza e indigencia en el mundo, como la escasa consideración sobre la explotación de los bienes de la tierra a favor de pocas personas y un número reducido de capitales multinacionales. Esta explotación de los recursos de la naturaleza y sus múltiples riquezas, no son renovables en las medidas de la desproporcionada y desordenada explotación de los bienes de la tierra.

En este cometido varias congregaciones religiosas han asumido entre sus principales preocupaciones y características distintivas, la promoción de la justicia y la paz como así también la preocupación por la integridad de la creación.

Presentación:

El día 24 de junio del corriente año en las instalaciones del Instituto Superior Santa María se llevó a cabo la Conferencia: “El cuidado de nuestra casa común”. Dicha disertación estuvo a cargo de la Hna. Olivia Dresch Misionera Sierva del Espíritu Santo y  la Dra. María Fernanda Cañete.

El encuentro reflejó contenidos de la encíclica Laudato Si que desarrolla la problemática y los desafíos de nuestra casa común, aprovechando dicho marco se presentó de manera oficial a Vivat Internacional, explicando el significado jurídico que implica una ONG y su relación directa con la Congregación de las Misioneras Siervas del Espíritu Santo y la Sociedad del Verbo Divino, para que la comunidad educativa pueda de manera progresiva ir incluyendo a la misma, en sus proyectos áulicos, trabajando no solamente la cuestión del medio ambiente sino otros tópicos  relevantes que trabaja organización no gubernamental consultiva de la ONU.

Los alumnos presentes con tapitas de plásticos recicladas trabajaron y formaron un cartel sustentable con la oración de San Arnoldo Janssen: “Ante la luz del verbo y el espíritu de gracia, desaparezcan las tinieblas del pecado y la noche de la incredulidad y viva el corazón de Jesús en el corazón de todas las personas”

Participaron de la conferencia; el nivel superior del Instituto Superior Santa María (profesorado en Educación Primaria y el profesorado en Nivel Inicial) acompañados por el Hno. Raúl Acosta (SVD) junto a sus directivos y docentes presentes: Rectora Sonia Rojas Decut, la Directora del Nivel Inicial: Prof. Mabel Merenda, el Prof. Juan Hensel Director de Estudios del Nivel Secundario y los profesores de distintas áreas: Patricia Emategui, Elizabeth Potocki, Florencia Castro, Waldemar Jacubow.

Actividades:

Los días 30 y 31 de marzo, en Adrogué-Buenos Aires, se desarrolló el Taller anual de la Junta Directiva ampliada de Vivat Argentina. El Taller estuvo orientado por el eje Desarrollo Sustentable, bajo el tema “Desarrollo sustentable y ecología integral”. La iniciativa convocó a los miembros de la Junta Directiva, la Junta ampliada y a agentes de promoción social y educativa vinculados a las Congregaciones miembro.

En noviembre de 2018, la Junta Directiva definió el lema del presente año 2019: “Cuidemos la vida. Vivamos una Ecología Integral”, asociado a los principios pastorales surgidos de la “Encíclica Laudato Si” del Papa Francisco.

El Taller convocó a agentes de pastoral, social y educativa que se desempeñan en las provincias de Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires, Córdoba, Misiones, Jujuy y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), a través de diversas iniciativas, vinculados a las Misioneras Siervas del Espíritu Santo y los Misioneros del Verbo Divino.

Por la provincia de Misiones participaron: La Hna. María Sirley Lapieve SSpS (coordinadora provincial), el Pbro. Fernando Reis (provincial del Verbo Divino), la Prof. Florencia Castro, la Hna. Olivia Dresch(Instituto Superior Santa María ), el Prof. Luis Romero ( Instituto Inmaculada), la Prof. Liliana Ceballos ( Instituto Espíritu Santo) y el Prof. Lisandro Colman (Instituto San Alberto Magno)

A partir de una dinámica participativa y la contribución de ONGs vinculadas a la temática medio ambiental, se generaron distintos espacios de aprendizaje y creciente conciencia medio ambiental.

En la primera jornada del día sábado 30 de marzo, Víctor Hirch svd, Secretario Ejecutivo de Vivat Argentina, realizó la presentación del Taller y de los bloques de trabajo, como así también del cronograma de actividades previstas.

El sábado por la mañana nos acompañaron los miembros de la ONG Conciencia Solidaria, Eugenio Fernández, Tesorero de la ONG, y Mariela Silvestein, Socióloga y Terapeuta, Coordinadora de Prensa Regional Buenos Aires, quienes desarrollan una importante labor en torno a las temáticas Derechos Humanos y Medio ambiente.

Durante su presentación, destacaron la necesidad de animar una creciente conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, un cambio de hábitos de cuidado y alimenticios, una mayor incidencia ciudadana y política, protagonismo en ámbitos judiciales a partir de la demanda de derechos de comunidades y territorios.

En el mismo espacio, se destacaron iniciativas concretas de incidencia, como la Ley de Glaciares, las marchas y protestas animadas frente al Congreso Nacional, el acompañamiento en situaciones críticas frente a emprendimientos mineros en Argentina. Enmarcada en una de las más agresivas de las industrias extrativistas, como la Megaminería a cielo abierto y los profundos efectos negativos sobre territorios, poblaciones y ecosistemas locales. Nos narraron el acompañamiento a la resistencia frente la Industria minera de la comunidad de Andalgalá-Catamarca, y otras experiencias similares. Al respecto, patrocinaron la presentación del proyecto de ley de prohibición de la actividad minera a cielo abierto en Argentina, proyecto que no prosperó por los numerosos intereses en juego. En relación a ello, destacaron los significativos daños y pasivos ambientales que genera la actividad. La misma no genera aportes proporcionales o significativos a las arcas de los territorios provinciales y nacionales que, además, les conceden exenciones impositivas y beneficios especiales a las empresas.

Particularmente significativo, es el hecho de que Conciencia Solidaria es una ONG apartidaria, de ciudadanos “comunes” que han descubierto la importancia del protagonismo ciudadano como herramienta organizada frente a las situaciones de atropello por parte de los capitales de empresas extractivistas y otras iniciativas que no tienen en cuenta los derechos de las personas en sus explotaciones. Así se suman al espacio de manera altruista y desinteresada, personas que por su dedicación o idoneidad, contribuyen con la difusión de las causas, la incidencia judicial y política o bien con la militancia y animación de actividades.

Instagram